Vendedor cuadró una cita por redes sociales y terminó asesinado en El Junquito

Un vendedor de 34 años de edad, identificado como Iván Sperandio, cuadró una cita a través de redes sociales luego de “conocer” a un par de chicas con las que presumía haber hecho amistad. Tras días de establecer “confianza” con estas mujeres, decidió que era el momento de conocerse en persona y salió de casa a cumplir el objetivo.

“Voy a El Junquito”, fue lo último que escucharon los familiares de Iván cuando lo vieron salir de su casa, lugar al que no regresaría.

Comenzó la asignación del Nuevo Bono Pueblo Soberano de 75 Mil Soberanos

Desde entonces, pasaron 15 días para que los familiares de Iván se enteraran de su fatídico destino: lo habían asesinado a tiros y su cadáver había sido tirado en una zona boscosa de El Junquito, detallan reportes de medios de comunicaciòn.

Pero desde que se fue de casa, la familia de Iván al ver que no regresó de aquella cita con sus “amigas” de redes sociales, comenzaron una travesía para encontrarlo. Lo buscaron en hospitales, centros de detención policial, en Caracas y otras zonas aledañas a la capital. Nadie sabía nada de él hasta que se dio a conocer la lamentable noticia el pasado viernes 4 de octubre sobre la aparición de un cuerpo en estado de descomposición.

Crisis de efectivo se agudiza: Billete de 100 bolívares es «despreciado» por transportistas y comerciantes

El cadáver fue hallado por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes realizaban labores de búsqueda en las zonas cercanas a la residencia de Iván y el destino que había fijado para la cita, luego que la familia colocó la denuncia sobre su desaparición.

Los detectives dieron con el cuerpo, al realizar un rastreo por varias zonas de la carretera que conduce a El Junquito y en uno de los tramos encontraron su vehículo particular, un Chery Arauca, gris, que estaba totalmente desvalijado.

Cuando el cuerpo fue hallado se encontraba con una ropa distinta a la que se colocó el día que salió de su casa, razón por la cual presumen que también le robaron la ropa y lo vistieron con otra. Además, no tenía sus documentos, ni su telefóno celular.

Especialista revela la verdadera causa de la celulitis y cómo combatirla

Ivàn era el menor de cuatro hermanos, trabajaba como vendedor en una empresa láctea y dejó a una bebé de un mes de nacida, reseña LaIguana.TV